• Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar, te enseńa a que hagas cuanto puedes, y a que pidas lo que no puedes

    San Agustín